Bye bye, Ámsterdam

Al final me encontré con Rem y antes de que comenzase a apabullarme con sus estrambóticas ideas y su tabaco de liar le narré los últimos acontecimientos de mi periplo dublinés.

Samantha confirmó que yo no iba a ir a trabajar en Ámsterdam, es decir, que no me veía tomando cafés con la caterva de geeks con camisas estampadas y barba de tres días que me fusilaron a mediados de mes. Me dice en el correo, tan profiláctico como británico:

«They liked you as a person»

Rem levantó una ceja cuando se lo traduje. «Gracias a Dios que les gustaste como persona. Imagina que les hubieses gustado como mascota. Como el pingüino ese de Linux. Te hubieran puesto un smoking y te hubieran dado de comer tripas de pescado. Hubiera sido un caso flagrante de explotación animal». Luego empezó a escupir hebras de tabaco que se le habían quedado entre los dientes.

Estrenan una obra de Bernard-Marie Koltès en el Project Arts Centre y le pregunté si quería acompañarme. Koltès, el autor de Roberto Zucco: fantasma, asesino, amante, bandido que atravesaba los barrotes de la cárcel. El mismo personaje de la película de Cédric Kahn que sobrevivía a accidentes de tráfico y redadas: los franceses pueden hacer road-movies y películas de asesinos en serie sin matar de aburrimiento. (Esto último lo he escrito en alguna parte). Otra que Koltès escribió, Combat de nègres et de chiens, sobre la colonización y la tragedia de un hombre negro persiguiendo su tradiciones en una sociedad blanca que no las quiere comprender. Koltès era homosexual en una sociedad hetero, de ahí el paralelismo. Algún día le contaré a Rem más cosas sobre la relación obra-biografía en algunos autores. Tendremos que esperar a Francia para verla, supongo, porque antes de que terminara me tomó del brazo, me arrastró dentro de un vagón del LUAS y me contó su idea para una arquitectura polimórfica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.