Catorce de noviembre

No lo recordaba, pero el primer poemario que publiqué en el mundo mundial se titulaba precisamente Catorce de noviembre. Lo publiqué en la página web del poeta y articulista de El Mundo Juan Planas Bennássar con quien intercambié varias cartas (de las de verdad, con matasellos incluídos) y libros antes de partir hacia Irlanda. Soy escritor publicado en la Internet, qué se le va a hacer. Entre unas cosas y otras – un cambio de cuenta de correo entre medias – perdí el contacto con el autor de Insomnios, pero aún sigo leyendo el blog, que desde ya os recomiendo.

Por aquel entonces yo era reacio a publicar bajo mi nombre real, aún hoy siento cierto reparo, pero Juan – Félix en Internet – me animó a firmarlo y a colgar el poemario (que él mismo se encargó de maquetar) en su web. Sin abundar mucho en el contenido y desigual calidad de aquel puñado de poemas, lo cierto es que todavía hoy sigo encontrando vivos algunos versos – que no son de nadie – del poemario, escritos a vuelapluma y sin corregir en un par de meses a raíz del suicidio de un compañero en los servicios de la Facultad de Informática de la UCM.

Podría hablar un poco más de aquel día, tan triste, triste y poblado de lluvia, de aquellos fragmentos de conversación que arranqué a otros compañeros que acababan de conocer la noticia, y del largo camino a solas hacia los laboratorios de la zona sur entre los árboles espantados.

Podría. Prefiero salvar un par de versos.

El alba sospecha nuestras míseras entrañas.
Tirana luz, dando sombra a lo vivo
y a lo muerto.

El poemario

Un comentario en «Catorce de noviembre»

  1. Ayer me acordé. Y me acordé de la muerte de ese chaval precisamente por tu poemario. Aquellos versos van a hacerme recordar a ese chico (a quien ni siquiera conociamos) y lo tragico de aquel suceso cada 14 de noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.