Carta al futuro.

Esta entrada está escrita en el pasado para ser visualizada por las gentes del futuro.

Hola habitante del futuro.
Quizá no me conozcas, y yo desde luego a ti tampoco. ¿Qué tal es vivir en el futuro?
No creo que en estos dos o tres días que han pasado hayan ocurrido muchas cosas. Ni vacuna del SIDA, ni viajes interestelares, ni gaitas. Lo más probable es que estés sentado en el trabajo, evitando hacer algún balance de cuentas; en tu casa, obviando los exámenes finales o en la playa, de la que ya estás más que aburrido.

¿Cómo eran las cosas en el pasado de hace dos días? Qué podría contarte, qué no supieras. De entrada, hacía sol. Una leve brisa agitaba los árboles, pero eran árboles estándar, de estos que no tienen ni nombre ni fruto, y que los ayuntamientos plantan para cumplimentar el teñido de verde compulsorio de las aceras. Al menos daban fresco. A lo mejor esto no te importa, es igual. Seguramente en el futuro tengáis los mismos árboles, un poco más viejos, un poco más desmemoriados, pero árboles a fin de cuentas.

Las chicas aún salían con minifalda a la calle y los chicos se les quedaban mirando. Son las cosas que tienen los veranos aquí. En otros sitios, por estas fechas no es verano sino invierno, así que uno no puede salir tranquilamente a la calle, sentarse en un banco y pasar la tarde haciendo esto: se helaría. Y además ninguna se atrevería ni por asomo a ir en minifalda. En vez de eso (juntarse en los parques y pasear y tal) pues quedaban en cafeterías o se iban a una discoteca o tomaban café y jugaban al parchís en casa de alguno de ellos. Lo normal vamos.

No sé que más contarte. Había gente triste incluso cuando hacía sol, y había gente que cantaba en su trabajo, incluso si era aburrido. Espero que estas cosas sigan así. Nada me aterraría más que un futuro en el que todo fuera unísono, tanto para lo bueno como para lo malo. Así que espero que tengáis la suerte de tener todas estas cosas allí.

Mándame una postal cuando tengas tiempo.

3 comentarios en «Carta al futuro.»

  1. Querido ser antiguo:

    Me ha gustado leer tu misiva, también antigua. Yo habría cambiado el tipo de letra (fuente, que dicen algunos), pero eso se debe a mi gusto futuro, supongo.

    Por lo que cuentas, el mundo no ha cambiado mucho. Las muchachas siguen llevando minifalda y las gentes siguen mirando con interés. Hay quien reclama calles familiares, para evitar semejantes aberraciones para los ojos de los niños, semejantes disgustos para los corazones de esposas con baja autoestima y semejantes frustraciones para los egos de entes masculinos variados, pero tengo la impresión de que eso es algo que también sucedía antes. La naturaleza humana, como diría Miss Marple, no cambia. Sigue habiendo árboles, y pajaritos, y koalas; y seguimos usando ese invento diabólico que es el sacacorchos. Algunos seguimos cantando en el trabajo, otros siguen no haciéndolo y la vida sigue y sigue.

    La única novedad reseñable es que los japoneses han invadido el mundo occidental. Cuando ocurrió todos pensamos que eso sería el final de todo lo que conocemos, pero sólo nos han impuesto es el consumo de sandías cúbicas. A mí me gustaban más las clásicas (¡qué tiempos!), pero es que siempre he tenido especial predilección por las figuras esféricas. Tengo la firme esperanza de que mandando este SOS al pasado haya alguna posibilidad de que algo cambie y las sandías antiguas, rojas, con pepitas y redonditas reaparezcan en mi vida.

    Es lo que tiene el futuro: que lo dejas solo un par de días y se te desmanda.

  2. Señores del futuro:

    Ambos me parecen que hablan de situaciones que quizas no alcanzan a mi integra humildad. En el pasado me da que nos lo pasabamos mejor, no existian esas enfermedades de sida, ni esas sandias cuadradas. El alcohol era acaso nuestro unico problema y a la vez solucion de los problemas cotidianos de la vida. No se a que se refieren por minifalda. Pero supongo que sera a lo que llevan las mujeres debajo y que son las que consiguen hacernos tiritar.
    Tengo algunas dudas:

    El rey sigue con su derecho a pernada?

    Los padres son honrados y sobrios como el mio? (aunque lo que mas le gusta es empinar el codo)

    Existe un adefesio que se llama Kurt Kobain y que llora como una niña? No? Menos mal. Aqui los crucificamos. Saludos he.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.