Diario de Londres (todavía sin casa) – El dinero

¡El dinero!
El dinero no existe. Su inexistencia no es la de «¡oh!, ¡no tengo dinero!» sino de «los reyes no existen». ¿Quién ha visto alguna vez «dinero»? Se imprime en los titulares de las revistas, sábanas de billetes que pasan a toda velocidad por unos cilindros turulatos y luego se corta a guillotina y dejan un restro paralelelípedo por el cual comprar cosas o hacerse turulos.
El dinero es todo (lo que se pueda comprar con ello). Por lo tanto, todas las cosas del mundo son intercambiables, a través del dinero. Sin embargo, el dinero, así, pierde su gracia, ¿qué sentido tiene crearlo? No sirve más que para hacer de cambio, es rugoso, frágil, se imprime y el coste de hacerlo a veces es mayor del valor que contiene. Necesita crecer.
Todas las cosas de este mundo decrecen y perecen. Excepto el dinero. Nada crece más. Es una bendición y una maldición: ¿qué ocurriría en un mundo dominado solo por el dinero, donde los humanos hubieran sido exterminados? No habría dinero, claro… Porque el dinero es humano.
Es en esta manzana, con cierto aire a Jefferson, que creo que empiezo a entender, querido Watson.
¿Por qué internet es el sistema de libertades de información y opinión del mundo? Por dos motivos. Los que escriben chorradas, no reciben un duro, así que el dinero (la ausencia del mismo) les garantiza una parcelita de libertad. En un momento dado, el dinero, llama a su puerta, a través de un periódico o similar y le aconseja ampliar la parcelita de libertad: el dinero, especulador inmobiliario. Al cabo de los años, los lectores reclaman más y más, y hay que construir más páginas, constructor inmobiliario. Para entonces, las chorradas ya no puede ser chorradas, no es lo mismo que te construyas un campo de patinaje sobre hielo y ahora tu te quieras ir a jugar a las chapas.

Eso es el dinero: una soga que te atas, te ahorcas, te desatas y se la vendes al siguiente.

Un comentario en «Diario de Londres (todavía sin casa) – El dinero»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.