Algo gracioso que debería recordar

Un fragmento

Clara
(Duda)Nada, es igual. Mañana vendrá mi hermano. Pero te tengo que avisar: mi hermano es un poco especial, ¿vale?


Débora
Me estás asustando…


Clara
No es un monstruo, así que no exageres, ¿eh? Lo que pasa es que es un poco lento…


Débora
Bueno ¿y qué?


Débora
¿Qué pasa? ¿Que es subnormal o qué? (En tono de broma)


Clara
¡No es subnormal! (Furiosa). Y no se te ocurra decir eso delante de él.


Débora
Lo siento, es que tú también pones las cosas muy difíciles.


Clara
Cuidado con lo que decís, y también avisa a Luis que no quiero que ande tocando los cojones.


Débora
Tranquila, tranquila, que yo se lo diré. No te enfades.


Clara
De acuerdo.

(Sale, enfadada)


Débora
Cómo está el panorama.

(Oscuridad)

Escena II

(Luis en el sofá, viendo la TV)


Débora
(Desde fuera) Hombre, es que es un problema. Le atrapaste in franganti.


Luis
Si se siente culpable es cosa suya.


Débora
¿Y a ti no te ofreció?


Luis
¿Qué?


Débora
(Todavía desde fuera) ¿Que si no te ofreció?


Luis
No te oigo, Débora.


Débora
(Entra, lleva un sándwich y algo de beber) Que si no te ofreció.


Luis
¿Y por qué me iba a ofrecer?


Débora
No sé, como le pillaste en una situación tan rara…


Luis
No te creas, es de lo más normal. A ver si te crees que la gente se pone en apartamentos o sitios así.


Débora
¿Ah, no?


Luis
Qué va, te pones donde puedes, en el baño de un bar, dentro de un portal o entre coches, como el tipo este.


Débora
¿Y tu hermana no sabe nada?


Luis
¿Qué va a saber? Es muy ingenua.


Débora
Entonces, ¿te ofreció o no?


Luis
Bueno, sí. Pero yo no acepté, claro.


Débora
¿Y por qué?


Luis
A mí no me van esas cosas.


Débora
(Irónica) Por favor, Luis.


Luis
Por favor ¿qué?


Débora
Que ya nos conocemos.


Luis
No me he puesto en mi vida.

(Débora se echa a reir)


Luis
¿Qué? ¿De qué te ríes?


Débora
Venga, me vas a decir que el día de las fiestas de aquí no ibas puesto.


Luis
No.


Débora
Pero si tenías unos ojitos…


Luis
Iría bebido.


Débora
Ya, ya.


Luis
Piensa lo que quieras.

(Pausa)


Débora
Por cierto, hoy viene el hermano de Clara. Va a estar un tiempo aquí, así que, por favor, por favor, compórtate.


Luis
¿Y a mí por qué me pides eso?


Débora
Porque ya te he dicho que el chico es subnormal.


Luis
¿Y qué te crees, que no voy a saber comportarme?


Débora
Solo te digo que tengas cuidado.

(Llaman a la puerta)


Débora
Mira, ya está ahí. Anda ve a abrir.


Luis
¿Yo? Si a mí no me conoce.


Débora
¡A mí tampoco!

(Luis se levanta. Abre la puerta y aparece un chico normal, tímido, de la misma edad que Débora y Luis)


Luis
Hola.


Chico
Hola…


Débora
(Muy resuelta) ¿Qué tal, qué tal? Ven, anda, ¿ha sido muy largo el viaje?


Chico
No sé, vengo de casi aquí al lado.


Débora
Jajaja, qué gracioso. Tu hermana está a punto de llegar, no te preocupes.


Chico
¿Mi hermana?


Débora
Sí, pero no te preocupes, ya te hemos preparado la habitación. Dormirás con ella, ¿de acuerdo? Mira, yo soy Débora (le da dos besos) y este es Luis, que es mi novio. Luis, di hola.


Luis
Hola.


Chico
Hola, pero…


Débora
¿Tienes hambre? ¿Quieres comer algo?


Chico
Sí, pero… Es que yo…


Luis
Deja que te dé de comer, si no te va a dar la brasa toda la tarde. (Le mira y se ríe). Siéntate y no seas pasmado.

(Débora sale a preparar la comida)


Chico
Muchas gracias.


Luis
No hay de qué. En seguida te prepara un bocadillo y luego te enseñamos la habitación.


Chico
¿La habitación?


Luis
Sí, hombre, adónde vas a dormir.


Chico
Un momento, ¿cómo que voy a dormir aquí?


Luis
No querrás dormir en la calle, vamos digo yo.


Chico
(Inquieto) ¿Qué es esto una especie de secta o algo así?


Luis
¿Qué dices de secta? No te pongas nervioso.


Chico
(Se levanta) Oye, os agradezco mucho toda la atención, pero tengo algo de prisa.


Luis
(Se levanta y le detiene). No, hombre, espera a que venga tu hermana.


Chico
¡Si yo no tengo hermanas!


Luis
¡Claro que tienes hermanas!

(Trata de marcharse y forcejean. Luis le puede)


Chico
(Desesperado) Hijoputa, ¡déjame salir de esta casa o te mato!


Luis
¡Eh, eh, cuidadito! ¡Menuda lengua!

(Entra Débora con un sandwich en la mano)


Débora
¿Qué son esos gritos?


Chico
(Forcejea con Luis) ¡Déjame salir!


Luis
El subnormal, que se pone nervioso.


Chico
¡No me llames subnormal!


Débora
¡Luis! ¡No te he dicho que no le llames subnormal!


Luis
¡No me has dicho nada!


Chico
¡Estáis locos!


Débora
¿Qué le has hecho para que se ponga así? Cuando venga su hermana…


Chico
¿Qué hermana? ¡Déjame!


Luis
¿Y que quieres que le haga? ¿Le dejo ir?


Chico
¡Sí, déjame ir!


Débora
¡Ni se te ocurra! ¿No te he dicho que es retrasado?


Chico
¡Sí, soy retrasado! ¡No! ¡Socorro! ¡Socorro!

(Luis le tapa la boca y lo inmoviliza en el sofá. Llaman a la puerta. Débora abre apresurada. Es Clara.)

Débora
¡Clara! Menos mal que has llegado… Tú hermano ha llegado y se ha puesto nervioso.

(Pasa Clara y después un chico de aspecto despitado. Es Claudio.)


Claudio
(Muy espontáneamente, se lanza a dar besos a Débora)¡Hola!


Clara
Este es mi hermano.

(Luis observa al escena mientras inmoviliza al Chico y tras comprobar que se han equivocado, deja libre al Chico, que sale corriendo.)


Clara
¿Quién es ese?


Luis
Creímos que era tu hermano.


Claudio
No, tu hermano soy yo, ¿no, Clara?


Débora
Entonces…


Luis
¿Quién era ese?


Claudio
(Como si con él fuera la cosa) No lo sé.

Un comentario en «Algo gracioso que debería recordar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.