Cosmopoética 2010 (IV)

Qué peligro,
aquí siempre es domingo
y empezamos a pensar
otra vez en lo mismo.

Es claro,
es de catecismo.
Mi primita se dispone
a hacer turismo.

De excursión por el abismo.

Prepara
mi prima sus pinceles
y pinta puertas
por todas las paredes.

Y pieles,
se pinta muchas pieles,
sabe dónde cambiarlas
por más pinceles.

Y pintarse así más pieles.

Escucha,
los muertos dicen que no,
la calle grita que sí.

Escucha,
los muertos dicen que no,
la calle grita que sí.

Escucha,
los muertos dicen que no,
la calle grita que sí.

Escucha,
los muertos dicen que no,
la calle grita que sí.

Ay, ay, ay, ay …
De entre todas sus pieles
ya se asoma la más blanca,
la que más le duele.

Ay, ay, ay, ay …
No pintes tus papeles,
que todo el mundo
reconoce ya tus pinceles.

Todo el mundo se los huele.

Escucha,
los muertos dicen que no,
la calle grita que sí.

Josele Santiago, Mi prima y sus pinceles