Dilo

Dilo
abre el fruto de la palabra
muerde su nervio vacío
y aprópiate del aroma que sube
desde sus raíces.

Trenza el sabor,
una a una las hebras
de la planta
hasta formar el cuerpo
sólido sobre el que se sostiene
este mundo.

Y después recorre,
tantea con la palma de mi mano
como lo haría un ciego
la fría estructura
que lo une a la tierra,
y más allá, lo que bulle
bajo la piel de lo observable.

Retírate un poco ahora,
dilo así
paladea cada letra
colgando de tus labios secos,
aléjate,
contempla,
construye,
habla,
habla.
Sé.

Comentarios

No creo que nadie pueda decirlo…no lo has dejado fácil, imposible describirlo mejor. Te prometoq ue lo he tocado, lo he oido, lo he sentido y hasta lo he saboreado…simplemente…FABULOSO 🙂
Un abrazo inmenso poeta!!!
Da gusto encontrarse este despliegue de Fantasia por este mundo de locos !!!
Un abrazo!!! Te sigo 🙂

raulquiros dice:

Pues muchas gracias, me has alegrado el día :).
¡Un abrazo!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.