Cuento triste para hermanos

No tengo más hermanos. Mi madre dice que tenemos que escribir a Nerea. Yo no sé quién es, pero mamá dice que era una niña que vivía en casa y que era nuestra hermana y que se murió. Cuando no nos gusta la cena, mi mamá dice que nos la comamos o que nos caeremos por la ventana como Nerea. A mí me da igual pero Javi se lo come todo sin decir nada. Luego mamá se va corriendo a la habitación y viene papá y nos dice que nos lo comamos todo. Nerea vivía antes que yo, cuando Javi era pequeño y yo no existía.

Rudolf Tag, Cuentos de niños para adultos