Pat Ingoldsby

Le has visto, le has conocido e incluso le has comprado un libro. Y te has llevado el edificio de regalo.

Pat Ingoldsby es un poeta con aspecto de vagabundo (o, sin ir más lejos, un vagabundo) que vende sus libros de calidad de fotocopiadora en el puente O’Connell St., o en Grafton St.; o si no ofrece estrafalarios servicios como destruir tu teléfono móvil si éste te está molestando (el otro día inventé con Rem una manera de beber cervezas de gorra: apostarse a que en cien metros de paseo por el centro de Dublín encontraría a más de diez personas hablando o utilizando el móvil).

Todo lo demás lo podéis encontrar en la Wikipedia: los electroshocks, la muerte de su padre, los nombres de sus gatos.

A veces el personaje del poeta supera la calidad de la poesía, y sin embargo, en un país como Irlanda, donde hasta hace poco no era tan raro encontrarse con el jugador estrella de la GAA O’Driscoll o con Michael Hartnett en el pub de tu pueblo, la fortuna o desfortuna de unos versos poco importa.

For Rita with love

You came home from school
on a special bus
full of people
who look like you
and love like you
and you met me
for the first time
and you loved me.
You love everybody
so much that it’s not safe
to let you out alone.

Para Rita con amor

Llegaste a casa desde la escuela
en un autobús especial
lleno de gente
que se parecía a ti
y que amaba como tú
y me encontraste
y me quisiste.
Tu amas tanto a todo el mundo
que no es seguro
dejarte fuera a solas.

Un comentario en «Pat Ingoldsby»

  1. No me hablaste de este hombrecillo y me parece de lo más curioso que puedes encontrar por Dublín, vaya. Me gusta ese poema que traduces. Seguro que a Rita no se la puede dejar sola esperando en cualquier sitio porque enseguida se pone a hablar con desconocidos jeje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.