Fragmentos presocráticos falsos

(1) Así los mortales confundidos tal que se entierran para ver la luz y cavan los cimientos de la suya morada en el aire.
 
(2) Pues los hombres no son nunca ellos solos, siempre están moviendose y haciéndose como el valle que nace y muere según el pago del tiempo. Pero hay quien cree ser hombre y creyéndose quieto ve como el ciego, oye como el sordo y habla como un loco.
 
(3) …se asemejan [los mortales] a niños solo que con el semblante serio, por eso sus juegos nunca acaban en risa sino en pena.
 
(4) Los que perdieron los dioses, echando [a ellos] en falta, se pusieron a sí mismos [como dioses] dejandose así abandonados [a ellos mismos, como] en medio del océano.
 
(5) [La mujer] es siempre madre y una, verdad sobre sí misma, pues pare con dolor el dolor.
 
(6) … pues así la verdad, como hijo es el padre y padre el hijo, la tragedia es conocer la tragedia.
 
(7) El que no tiene necesidad de la felicidad es el verdaderamente feliz.
 
(8) … persiguen las palabras como perros las liebres, solo que la liebre es invisible […] y corre siempre detrás del perro.

Die Fragmente der Vorsokratiker, Franz Dürrendorf

Un comentario en «Fragmentos presocráticos falsos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.