Bin Laden is dead

Todo llega, aquello que tu corazón
desea, llega fatalmente,
al final llega
para invadir tu vida
y herirla sin remedio alguno.

Todo – y todo quiere decir
también
aquello oscuro que no habla
y espera en las entrañas
a encontrar su camino –
todo llega sin remedio
como un azote del viento
para poner en duda
a tus dioses falsos
y cuando llega
(porque TODO llega)
te das cuenta
de que era tu deseo
el que manejaba
tu destino
y que ese destino
hacía siglos
que te había abandonado.

Steve Marling, Un océano, el perdón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.